Volver arriba

Dobledos

Evoluciona o Desaparece: El Rechazo a Netflix

Nunca subestimes a tu competidor, se podría convertir en tu peor miedo materializado, la lección que John Antioco, CEO de Blockbuster aprendió de la manera más dura.

Imagina que te encuentras en el año 2000, eres el CEO de una de las empresas de entretenimiento en casa más poderosas del mundo con millones a tu disposición para potencializar la compañía, tocan a tu puerta, en el umbral tu visitante es Reed Hastings, fundador de Netflix, un «pequeño» emprendimiento de alquiler de videos no presenciales, quien te ofrece un modelo de negocio naciente a cambio de apoyar el modelo con su nombre de marca, promoverlo en sus tiendas físicas y la modica cantidad de 50 Millones de Dólares a cambio del uso y explotación del modelo Netflix, ¿Cuál sería tu decisión? piensa con detenimiento tu respuesta, hay 2 lecciones que debes aprender, ningún rival es tan pequeño para subestimarlo y siempre debes ver al futuro, adelantarte al hoy y mantener la mente abierta, John Antioco no lo hizo y eso extinguió al gigante Blockbuster solo una década más tarde.

Pongamos en contexto claro, ¿quién fue Blockbuster?, ya que su caída fue tan pronunciada que algunos de los más jóvenes no conocieron el concepto del otrora líder en renta de video en el mundo; corría el año 2000 Netflix era una empresa pequeña con un modelo de negocios virtual de renta de vídeos, algo muy diferente al de Blockbuster. Dichas diferencias radican principalmente en el pago, Netflix recurrió al modelo por suscripción, y otorgaba a sus usuarios una cantidad ilimitada de películas y series. Incluso, se podía hacer el pedido desde casa, y lo mejor, es que no había penalidades por devolver el material fuera de tiempo.

Por su parte Blockbuster era la Gigante dominante del mercado de alquiler de vídeos en el mundo, contaba con miles de tiendas y millones de usuarios. Su modelo de negocios era totalmente diferente al que ofrecía Netflix. Cobrar por el alquiler de DVD, y obtenían sus ganancias de las multas que cobraban por los retrasos en la devolución de DVD y que según estimaciones dichas multas superaban hasta en un 250% sus ingresos por renta de videos.

Justo aquí entra a escena Reed Hastings un emprendedor de 40 años por aquellos días, originario de Boston, Massachusetts, quien en algún momento fue consumidor del servicio Blockbuster con una pésima experiencia que marcó el nacimiento de Netflix originado por una penalidad de 40 dólares a Hastings por un retraso en la devolución de un DVD, esto motivó a Hastings a crear un modelo que revolucionará el mercado.

Reed Hastings aún con el desaguisado era fiel creyente que si Netflix y Blockbuster dejaran de ser rivales, y fueran capaces de crear una alianza, podrían fortalecer este mercado, pero sus buenas intenciones fueron rechazadas por Antioco, CEO de Blockbuster, quien pensó que Hastings estaba fuera de sus cabales, pues no creía que su modelo de negocio tuviera proyección por que a sus ojos lo digital era una moda que pasaría pronto, no pudo estar más equivocado.

Netflix pidió a Blockbuster la comprara por $50 millones. Pero , esta oferta no fue nada atractiva para Blockbuster, se cree por una historia popular que Antioco incluso se mofó de Hastings frente a él por dicha propuesta. El Gigante nunca pensó que su éxito se vería no sólo frenado, sería borrado y prefirieron mantenerse donde estaban. Hoy Netflix está valorizada en $42,500 millones de dólares. 

El proyecto visionario de Netflix era ofrecer su servicio de alquiler de DVD’s vía correo electrónico, y el servicio de streaming. A pesar que Blockbuster tenía los medios económicos para adquirir Netflix por esa cantidad, decidió rechazarla.

En el 2013, Blockbuster pasó a la historia, oficialmente se declaró en quiebra y cerró sus miles de tiendas en todo el mundo. Ahora, Netflix se ha convertido en una de las mejores compañías de servicios de streaming en todo el mundo.

La digitalización no es una tendencia, tampoco es el futuro, es el presente, es el hoy, la delgada línea entre subsistir, potencializarte y fracasar sin importar el potencial, fortaleza y proyección de tu negocio es la evolución y adaptación, no seas el siguiente Blockbuster en la lista, recuerda que afuera hay muchos Reed Hastings a la espera de que pierdas el paso y detengas tu crecimiento.

Post a Comment